20 enero 2022

El sabor de la vida.



En el hierro de la cocina siembre había un viejo pucherino de lata descascarillada, de color parecido al marrón, con una sola asa y tapa redonda con visagra. Dentro, un colador de trapo que algún día debió de ser blanco y tres dedos de posos empapados en su jugo de café.

En el zaguán y la mesa camilla, un matamoscas rectangular, de plástico de colores y con un largo mango de alambre retorcido. Un brasero de picón sin tapa, una pala para revolverlo y un botijo de barro sudoroso.

El tapete era de ganchillo y posaba sobre otro más grande de cuadraditos de lana. Todo hecho a mano.

La puerta de casa era de madera, muy pesada, pintada de marrón y dividida en dos cuerpos por su mitad, con pasador de hierro en el interior de la parte de abajo que se abría simplemente metiendo el brazo por arriba. Abajo, una gatera con cortina de “escay” para el paso libre de los michinos. Nunca conoció llave que la cerrara. Por fuera, un escalón donde sentarse, ver pasar la vida y charlar con quien terciara.

La salida al corral la marcaba una cortina anti-moscas, hecha de boliches de alargados de plástico, de muchos colores y atravesados por el alambre que los unía.

La vida olía diferente, era calor de pan caliente, olor a porras y fragancia a café del pucherino, un viejo pucherino de lata descascarillada de color parecido al marrón…

La vida sabía diferente.

30 julio 2021

El pincho.



Va a haber que empezar a regular de una vez por todas un tema muy importante, los pinchos de tortilla. ¡En esta tierra la tortilla española es religión y por lo tanto merece un respeto!!!!

Hay pinchos y pinchos, pinchos que sangran huevo crudo, pinchos secos como la mojama, pinchos en los que comen dos, pinchos de nunca acabar, pinchos que son postre para solo gorrión, pinchos de vergüenza y vergüenza debería darte ponerme éste pincho...

Vamos a ver si nos aclaramos de una vez y ponemos orden que esto es un sinvivir.

18 marzo 2021

El trapo amarillo


El trapo amarillo lo inventaron nuestras abuelas, la mía tenía uno que no era exactamente un trapo ni tampoco era amarillo, era una especie de pañuelo-balleta-paño que vivía en el bolsillo central de su mandil.

Era un trapo público y multiusos que lo mismo te lavaba la cara y limpiaba los mocos (aunque más que limpiarlos te los arrancaba) que curaba heridas de las rodillas o lamía del suelo el agua que lloraba el barro del botijo. Era un trapo para todo…

Su textura era variada pero nunca suave, podía ser de tejido telgal, tela, o lienzo, cualquier retal valía mientras arañara la piel, lo que venía a ser suave lija del doce. Se usaba seco o empapado dependiendo de su primer uso, que por cierto condicionaba sensaciones al que viniera detrás.

Lo del color era otra historia, digamos que era de tono mutante dependiendo del día, el uso y sus circunstancias, alternaba verde de flemas con negro de la pala del brasero o rojo oxidante sanguíneo, depende de la ocasión.

El caso es que recuerdo aquel trapo como un entrañable harapo amarillo, arrugado, rugoso y siempre mojado que secaba sus ojos y recogía emociones de risa y pena, de alegría y dolor, recuerdo un trapo bendito en unas manos rotas de trabajo, paz y amor.


03 noviembre 2020

Bingo!!



1.     Si respetas las tradiciones y símbolos de España, eres un facha.

2.    Si te gusta la historia y su épica militar, eres un facha.

3.    Si aun no siendo taurino no estás en contra de la prohibición de los toros, eres un facha.

4.    Si tampoco estás en contra de la caza, eres un facha.

5.    Si respetas los símbolos religiosos, eres un facha.

6.    Si crees en el mérito del esfuerzo y el trabajo, eres un facha.

7.    Si crees en el respeto y el principio de autoridad, eres un facha.

8.    Si estás en contra de la igualdad de derechos entre vagos y currantes, eres un facha.

9.    Si estás por el control de fronteras y contra la inmigración irregular, eres un facha.

10. Si no usas por considerar hortera a más no poder el idioma de género, eres un facha.

11.  Si consideras a los niñatos enajenados por el odio al sistema como potencialmente peligrosos, eres un facha.

12. Si valoras la cultura de la edad, la experiencia y la educación aun sin estudios, eres un facha.

13. Si tienes memoria para todo y no sólo la manipulada "histórica" ahora mal llamada  "democrática" que nos divide y enfrenta, eres un facha.

 

Trece de trece, bingo!!!. Soy facha.

05 octubre 2020

Luchar juntos.

No pensaba pensar... Me siento en la porción más endeble de su memoria, el espejo retrovisor es intocable, los asientos a su medida, todo está bien, regulado a la altura de sus vivencias. El trayecto se acompasa por etapas con el pulso de la edad, intento estampas sin criptografía, puras, fáciles, claras para ganar la espalda al tenebroso vacío del olvido.
Los recuerdos son golosinas de amor que no se dejan a medias, antes me las contaba él, hoy soy yo quien se los recuerda, se trata de untar su mente en la memoria. El paso del tiempo es despiadado con los recuerdos, con pedazos de su vida hoy más ligeros que el aire, con más recovecos y sombras cada día.
Es una batalla para lucharla juntos. Joder y no pensaba pensar...

01 octubre 2020

Somos una mierda.


Y no nos da vergüenza...

Uno. Hace una temporada, a mi padre, que tiene 84 años le vino una factura desorbitada de móvil al parecer por "jugar" por internet con el teléfono móvil cuando apenas sabe llamar. Tuvimos que lucharlo hasta que se demostró la falsedad y le devolvieron el importe. Rabia.

Dos. Hace menos de un año y por casualidad, descubrimos que tanto a mis padres como a un familiar incapacitado de cuya tutela jurídica mi madre es responsable, una entidad bancaria había contratado sin su permiso y en su nombre Fondos de Inversión. Una vez en el follón y examinado el contrato de subscripción, no figuraban sus firmas, falsamente les constaba el haber sido informados y encima les adjudicaban la tenencia de estudios medios para justificarse… Asco.

Tres. Ayer llamaron por teléfono desde "su" compañía de suministro eléctrico informándoles que su contrato había caducado y que tenían que realizar uno nuevo, ofreciéndose para para formalizárselo por teléfono tras facilitarle una serie de datos personales… inmediatamente me llama mi madre muy asustada por que les iban a cortar la luz. Repugnancia.

Hoy he ido a hacer gestiones con mi padre y entre otras acompañarle al banco a sacar dinero. Pues bien, tras esperar la inevitable cola la de la "ventanilla" como él dice, le informa que para sacar menos de 600 euros tiene que hacerlo a través del cajero… Buuuuuffffffff que impotencia…

No sigo pero podría, el caso es que tienen que vivir el día a día en defensa propia, con miedo a que les peguen el palo al salir del banco a que les estafen por teléfono ¿En qué nos estamos convirtiendo? ¿De verdad que tienen que pasar por esto? ¿cómo lo hará quien no sepa hacer usar un cajero o tenga que le acompañe?

Asco, mucho asco, vivimos en una mierda de sociedad.

30 abril 2020

Puto Alzheimer


Las palabras perdidas no llevan letra, se pierden en la impotencia de una mirada inundada por el miedo. Sus palabras flotan entre parones de angustia que interrumpo diciéndole que está demasiado guapa para no poder salir de casa, que como entre y pille a ese novio que tiene escondido se va a enterar... una risa ilumina su cara. 
De ventana a ventana, con el precipicio de la realidad entre ambos he hablado con Antonia, no ha sido fácil para ella. 
Puto Alzheimer de mierda.